1 ago. 2012

MAGNI GILERA 500’54 RÉPLICA

LA MOTO DEL APRENDIZ


Antes de caer en manos del conde Domenico Agusta para acabar convirtiéndose en jefe de mecánicos del departamento de competición de Mecánica Verguera del que formó parte durante 27 años (1950-1977), Arturo Magni comenzó su andadura en el mundo de la competición en la fábrica de Gilera, dentro del equipo que desarrolla el cuatro en línea transversal de cuatro tiempos refrigerado por aire de la casa de Arcore.

Concluida su etapa en MV Agusta, con la desaparición de su departamento de carreras, Arturo Magni crea su propia compañía con los conocimientos de toda una vida dedicada a las carreras de motos. Como conmemoración a aquellos años de mecánico de base en el departamento de carreras de Gilera, Magni construye esta réplica de la Gilera 500 del año 1954. El motor original diseñado por Pedro Remor para la firma de Arcore, era un motor de cuatro tiempos y cuatro cilindros en línea transversal, inclinados 30º con distribución biárbol en culata, mandado por engranajes, poseía una caja de cambios de cinco velocidades y era capaz de desarrollar una potencia de unos 65CV a 10.000rpm aproximadamente, siendo el chasis que lo alojaba un doble cuna continua tubular. El traidor Geoff Duke consiguió tres mundiales de 500cc seguidos con la Gilera 500 de cuatro cilindros entre los años 53 y 55.

Sabedores de la importancia que tuvieron las fábricas italianas durante los comienzos del mundial de motociclismo, en Magni desarrollan esta réplica para mantener encendida la llama de la historia en la que marcas como Mondial, Gilera, Moto Guzzi y posteriormente MV Agusta, fueron las grandes dominadoras del campeonato del mundo en todas las categorías.








  
Visita la web de Magni.


MCM
Fotos: Magni

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...