9 jun. 2013

TOURIST TROPHY 2013: LOS PILOTOS

courage


Los Road Racers están hechos de otra pasta, una pasta especial. Son humanos como tú y como yo, hasta que se suben sobre su montura y atacan la recta del Grandstand en dirección a Bray Hill. Aquí es donde se transforman en seres capaces de rodar al límite en el límite, rozando la gesta en cada recta, en cada curva, en cada rasante. El Tourist Trophy fue, es y será la prueba motociclista más grande de la Tierra y el mayor reto al que se puede enfrentar un Piloto, da igual que sea un profesional de primera fila o un amateur con lo puesto. El Mountain Course no hace distinciones.

El ataque de adrenalina en tu cerebro estalla al recibir la salida y acelerar como alma que lleva el diablo sin parar de subir marchas hasta los límites del motor de tu máquina, pero debe quedarse a un lado en el momento en el que un largo shimmie, provocado por un pequeño bache, te invita a cortar bajando la espeluznante cuesta de Bray Hill, los videos no le hacen justicia, pero no debes cortar en ningún caso. Hay que llevar el motor arriba, todavía un buen rato. Después de la bestial bajada que dibuja una larga pero abierta curva de izquierdas, te espera un punto donde las suspensiones de la moto harán tope sin remisión, mientras la quilla suelta un alarido al rozar con el asfalto, estás en the Botton of Bray Hill, un badén que define una pequeña curva de derechas, lo suficiente para lanzarte a la izquierda en Ago’s Leap, rasante donde tu moto querrá despegar. Tú debes impedirlo, con todas tus fuerzas, pero no cortes, no hay tiempo que perder, porque deberás mantener el gas a fondo durante otro par de parpadeos. Lo justo para dejar atrás Quarter Bridge Road y encarar la frenada de Quarter Bridge, que está en bajada, también pronunciada, y entre una arboleda que oscurece el camino. Antes habrás despegado y volado unos cuantos metros en la mitad de la recta de Quarter Bridge Road. Entre los dos parpadeos que te he dicho antes. Por cierto, sólo has hecho algo más de una milla, te quedan treinta y seis y media.

He tratado de pensar en una disciplina deportiva o no, que precise de un nivel de concentración que se pueda comparar con el que debe desarrollar un Piloto del TT., pero no encuentro ninguna. Hay que plantearse que durante 37,773 millas los Pilotos deben estar atentos a cada una de las miles de referencias y puntos críticos que pueblan el trazado, teniendo en cuenta que en un Senior TT o en la Superbike TT se dan seis vueltas, por no mencionar al resto de rivales que vayas encontrándote. Los Pilotos son verdaderos héroes y como tal los tratan. Tenemos mucho que aprender de esta gente. Por cierto, te recomiendo fervientemente que si no has estado nunca allí, como era mi caso hasta hace unos días, acudas, busques tu lugar favorito y te prepares para alucinar. Te puedo asegurar que tus expectativas quedarán en algo anecdótico, sobre todo si lo primero que ves pasar es a un Road Racer con los ojos inyectados en sangre sobre una Superbike pata negra, en sexta a fondo.

Texto y foto: Manx Cat Motosport

Dedicamos ésta y el resto de entradas sobre el Tourist Trophy 2013 que publiquemos, al bravo Piloto español Antonio Maeso, que tuvo la desdicha de sufrir un accidente durante la sexta vuelta de la carrera de Superbikes. Antonio, sabes que eres fuerte, vas a superar cualquier reto que te pongan delante, la afición te dará el aliento siempre que lo necesites.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...