3 dic. 2013

TT LOW COST (1ª PARTE)

NO LO DUDES, HAZ TU SUEÑO REALIDAD


Creo que todos hemos soñado en alguna ocasión, aunque sólo haya sido por un instante, con viajar al Tourist Trophy. Sabemos que no se trata de un viaje sencillo, ya que dependes de muchos factores y además en tu pequeño universo se deben alinear varias constelaciones para que esa meta casi inalcanzable comience a parecer algo factible. Trabajo, familia, ahorros paupérrimos, si los tienes y otras obligaciones, te hacen desistir año tras año de tu sueño. Yo decidí cambiar eso y a principios de 2013, me autoconvencí de que estaba obligado a viajar a la Isla de Man sin más demora y esa determinación me llevó a consumar un viaje que recordaré toda mi vida. La razón primera para conseguirlo fue que no olvidé en ningún momento mi meta final. Pero mi planteamiento debía estar en consonancia con mi capacidad de alinear constelaciones, algo bastante jodido en los tiempos que corren. A pesar de todas las dificultades, llegó incluso un momento en el que me vi viajando sólo, no retiré el objetivo principal de mi pensamiento en ningún momento: Estar en el Tourist Trophy 2013 a toda costa. En esta serie de entradas, voy a tratar de convencerte para que te propongas materializar tu viaje al TT 2014, además intentaré allanarte el camino todo lo que pueda, por que si no has sido testigo de un TT, debes remediarlo a toda costa, te garantizo que no lo lamentarás jamás. La meta es clara, métetelo en la cabeza.

¡Hombre! ya te digo yo que viajar al TT en moto debe ser de puta madre, con perdón. Escaparte 15 ó 20 días cruzando España, a lo mejor Francia e Inglaterra, pasando por lugares de peregrinación menor, como el Ace Café en Londres o en mi caso un lugar que también me atrae, que no tiene nada que ver con el motociclismo, como es Stonehenge, entre otros, seguro que se encuentra entre las cosas que queremos hacer casi todos antes de despedirnos de esta vida, y no quiero ni pensar el pegarme un homenaje en la montaña, con mi pequeña Gixxer, deseosa de engrasar sus válvulas después de tropecientos kilómetros a ritmo de autovía. ¡Se me hace la boca agua! Encuentro muy, pero que muy difícil que me pueda plantear una escapada de este tipo, a no ser claro está que un hipotético y hermoso día recibiera la noticia de que sido agraciado con un premio de lotería. Nunca hay que perder la esperanza. No he recibido el castigo divino de los bolsillos llenos, aunque tampoco he nacido para esperar a que me pase algo así, por lo que me amoldo a mis posibilidades, me lío la manta a la cabeza y que salga el sol por donde quiera. Esta vez la moto se queda en casa, otra vez será. La echarás de menos, claro está, pero seguro que al final del viaje no te arrepientes, por que como indica el título, vamos a ver como llegamos y volvemos de Douglas con lo justo. Lógicamente algo de dinero vamos a gastarnos, pero no tiene por que salirnos más caro que una rodada de un fin de semana en un circuito estrenando ruedas o acudir unos días en moto a un gran premio aquí en España. Eso sí, el merchadising es el único que puede variar tu presupuesto, por que querrás traerte muchos recuerdos, es inevitable.

¿Estás listo? Tu viaje al TT 2014 comienza hoy.

Texto y fotos: MCM


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...